Oscar Niño Celi, partió luchando por las comunidades campesinas

Esta es una memoria sencilla pero que me ha permitido reflexionar que en esta vida somos aves de paso y que hay que aprovechar al máximo nuestra existencia, siempre ayudando a los demás.

 

Desde que tengo uso de razón, recuerdo al personaje de barba y de estatura pequeña, educado, elocuente, sencillo, humilde y dispuesto a ayudar a los demás.

 

Oscar Teobaldo Niño Celi, nació en Chirinos, distrito de Suyo, provincia de Ayabaca, en el año 1945. Hijo de Carmen Celi y Segundo Niño.

 

Su educación primaria la inició en su tierra natal y la culminó en Sullana junto con sus estudios secundarios. Los superiores los realizó en la Universidad Nacional de Trujillo, donde obtuvo el título de abogado, recibiendo luego una beca para realizar estudios en Alemania.

 

Entre sus cargos y funciones públicas, destaca la de Diputado Nacional por la alianza Izquierda Unida, en el período 1985 – 1990. Posteriormente fue regidor de la Municipalidad Provincial de Sullana. Destacó por su defensa a favor de comunidades y organizaciones campesinas, con las que trabajó por muchos años y sin afán lucrativo, como era su estilo.

 

Cuando en la ex – Hacienda La Tina, un grupo de personas agrupadas en la Cooperativa La Tina decide acaparar las tierras que habían sido del hacendado, más de 500 familias sin tierras protestaron y se organizaron para conformar el Grupo Campesino La Tina. Es cuando se inicia una lucha por la tierra y donde Oscar Niño asume la defensa legal de la organización de campesinos que tenían derecho a la propiedad.

 

Eran la década de los 80. Las asambleas del Grupo Campesino La Tina, se realizaban en la casa de campo de mi familia, donde también nací y crecí. Todos los domingos, cientos de personas se reunían en casa y muchas veces llegaba el Dr. Oscar Niño, quien además era amigo de infancia de mi tía Luzmila, que en ese entonces era la tesorera de la organización campesina.

 

Desde niño me gustaba escuchar sus discursos y observaba el trato amable con la gente, con su gente porque eran de la zona donde él había nacido. El poder económico de la entonces Cooperativa La Tina, hicieron cometer muchos abusos con los campesinos sin tierras, entre las que se encontraba mi tía, que muchas veces fue detenida junto a otros dirigentes, por tomar posesión de tierras que necesitaban para trabajar.

 

Recuerdo un domingo por la tarde, después de la asamblea de campesinos, cuando efectivos policiales sin orden judicial y en estado etílico, ingresaron a la vivienda, golpearon a mi madre y a mi abuela que se encontraba enferma y detuvieron a mi tía. Yo muy niño, lleno de pánico, miraba como apuntaban con sus armas a mi familia con el fin de cometer sus delitos motivados por aportes económicos de la cooperativa.

 

Situaciones similares se repetían casi siempre. Era entonces cuando el Dr. Oscar Niño, de inmediato viajaba a Ayabaca para lograr la libertad de los detenidos. Muchas veces se aparecía en las intervenciones policiales impidiendo que se cometan abusos en sus intentos de desalojo.

 

Su misión era defender a los campesinos de su tierra y a los que finalmente dejó en posición de sus áreas de cultivo desde donde ahora muchos sostienen a sus familias.

 

 

En la política

 

En épocas de la UDP (Unidad Democrática Popular) y luego en la alianza Izquierda Unida, Oscar Niño tomó un rol protagónico. Muchas veces llegaba a las asambleas dominicales de los campesinos, con líderes políticos nacionales que casi no recuerdo sus nombres, y cuando él decide postular a la Cámara de Diputados, los campesinos sin mayor reparo le dieron su respaldo y lo convirtieron en legislador.

 

Nunca se alejó de su tierra. Junto con su esposa Rosa Mendiola y sus 4 hijas, solía visitar a su tío Ignacio y luego pasaba por casa de mi familia.

 

Decía sentirse feliz visitando Chirinos y en una entrevista que le hizo la revista Comunidad en enero de 1989, él dijo lo siguiente:

 

“Negar a su tierra es como negar a su madre y sólo los desnaturalizados o acomplejados son capaces de hacerlo. Yo jamás he negado mi origen, por el contrario, es motivo de orgullo personal que me impulsa a seguir luchando por mi tierra, por los campesinos y por los pobres de esta patria”.

 

Oscar Niño Celi, dedicó su vida a la defensa de las comunidades campesinas y de las personas más necesitadas. Y así partió a la eternidad, últimamente en la defensa de los comuneros de Coyllona.

 

 

 

 
Tutorial
Aprenda cómo acelerar su pc en pocos pasos

Síguenos en Facebook

Ud. es el visitante

contador de visitas com